Institucional

 

El Partido Justicialista, fundado y conducido por el General Juan Domingo Perón, es, desde sus inicios, la estructura política encargada de transmitir la doctrina peronista, la cual se encuentra basada en los estandartes de Soberanía Política, Independencia Económica y Justicia Social promovidos desde los albores de la historia nacional por el pensamiento popular argentino.

Juan Perón encabezó un movimiento que emergía a la luz de una Argentina cambiante. Su visión estratégica y firme capacidad de conducción le permitieron cumplir con gran parte de las reivindicaciones históricas del Pueblo Argentino. Perón fue, sin duda, una de las figuras más importantes de la historia argentina; su legado aún se mantiene vigente y se expresa día a día en el sentir popular.

Es imposible concebir al justicialismo sin tener en cuenta a la figura de Evita, quien más allá de ser la compañera sentimental de Juan Perón, se destacó como una de las principales figuras en el proceso de cambio llevado adelante a mediados del siglo XX por las masas trabajadoras argentinas. Gracias a su entrañable pasión y a su infatigable espíritu de lucha, Evita quedará ligada por siempre a la imagen de los trabajadores argentinos y a la de los sectores excluidos, que constituyeron su principal preocupación. Como una de las mujeres más relevantes de la historia de la política americana, Evita cumplió también un rol trascendental en la reivindicación de los derechos de la mujer argentina, la cual pudo sufragar por primera vez durante los años del primer peronismo.

El Partido Justicialista se constituyó, a lo largo de su historia, como la principal herramienta de canalización de las ideas y proyectos de quienes entendieron la necesidad de transformar a la argentina en una sociedad más justa y equitativa.

El justicialismo entiende que la función política es la de elevar las demandas populares en afán de convertirlas en acciones concretas de Gobierno. Es por ello que considera que el Estado, debe asumir un rol preponderante en la mediación entre los diferentes sectores de la sociedad, con el fin de asegurar la equidad, la justicia y la paz social.

Participan de su Consejo Nacional Federal, la mayoría de los gobernadores, los presidentes de ambas cámaras del Congreso de la Nación, los presidentes de los bloques legislativos nacionales y el movimiento obrero organizado. Están representados en el mismo tanto la mujer, como la juventud.

El Partido Justicialista es el único titular de los símbolos, siglas y emblemas que inequívocamente lo identifican: escudos. banderas, marchas partidarias, etc.